Documento Destacado

Ir a Documentos Disponibles

Preguntas Frecuentes

 
1. ¿Qué son los créditos académicos SCT-CHILE?
2. ¿Cómo se asignan los créditos?
3. ¿Cómo se asignan los créditos a las diversas actividades del Plan de Estudios?
4. ¿A qué tipo de actividades se les asignan créditos?
5. ¿A qué actividades no se le asigna créditos?
6. ¿Existe una relación entre el número de créditos de una actividad y el nivel o grado de dificultad de la misma?
7. ¿Hay una relación entre el número de créditos y las horas lectivas?
8. ¿Cómo se asignan créditos a actividades académicas que forman parte de más de un programa académico (carrera)?
9. ¿Qué ocurre con las actividades curriculares optativas o complementarias?
10. ¿Qué pasa si la demanda de trabajo sobre los estudiantes es menor a 1.440 horas al año o es mayor a 1.900 horas?
11. ¿Cuáles son los documentos que deben considerar las instituciones a la hora de implementar un sistema de créditos académicos para generar la movilidad estudiantil universitaria?
12. ¿Cómo se ve afectado en todo esto el rol del profesor?
13. ¿Dónde se puede obtener más información del SCT – Chile?

1. ¿Qué son los créditos académicos SCT-CHILE?

Los créditos representan la carga de trabajo que demandará una actividad curricular al estudiante para el logro de los resultados de aprendizaje. Desde el punto de vista cuantitativo, un crédito equivale a la proporción respecto de la carga total de trabajo necesaria para completar un año de estudios a tiempo completo (consecuencia de P3).

Como ya se mencionó, se ha convenido que la carga de trabajo anual de los estudiantes, tienda a 60 créditos, lo que se sitúa en rango de 1.440 a 1.900 horas de trabajo efectivo, como lo muestra la Tabla 1. Este rango permite la necesaria flexibilidad para acoger las distintas realidades de las instituciones. A partir de este supuesto, 1 (un) crédito representa entre 24 y 31 horas de trabajo real de un estudiante.

Tabla 1
Tabla 1. Correspondencia de semanas académicas y horas cronológicas
para la estimación de la carga de trabajo.


Por lo tanto, como regla general, un año (académico) de estudios, a tiempo completo, equivale a 60 créditos, un semestre a 30 créditos y un trimestre a 20 créditos. Así, un programa de estudios de 4 años corresponderá a 240 créditos, uno de 5 años a 300 y uno de 7 años a 420 créditos.

Por “semanas académicas anuales” se entiende el número total de semanas de trabajo del estudiante en un año académico, lo que incluye tanto las actividades lectivas como todos los procesos evaluativos del Plan de Estudios.

Por “horas cronológicas semanales” se entiende el número promedio de horas que un estudiante dedica a sus estudios durante las semanas académicas a tiempo completo.


(2): Se presume que un estudiante a tiempo completo debe dedicar a su trabajo académico semanal entre 45 y 50 horas durante las 32 a 38 semanas que dura el año académico.

Subir a preguntas frecuentes
 

2. ¿Cómo se asignan los créditos?

El trabajo que se debe desarrollar para asignar créditos a un plan de formación parte de una premisa muy simple: un año académico tiene un número de semanas dado y un estudiante dispone de un número limitado de horas a la semana para sus estudios (aplicación del P1). No obstante, la ingeniería de detalle puede llegar a ser compleja.

Como establece el P1, el número total de créditos en un año académico, para un programa de estudios conducente a un grado académico o a un título profesional, es de 60. Como consecuencia del P3, este número de créditos debe ser distribuido entre todas las actividades de aprendizaje previstas en el Plan de Estudios correspondiente, en función de la demanda global de trabajo del estudiante.

La asignación de créditos y la estimación del número de horas requeridas para alcanzar los objetivos de aprendizaje de una actividad particular, corresponden a un estudiante dedicado en forma exclusiva a cursar a tiempo completo el programa de estudios, durante un mínimo de 32 y un máximo de 38 semanas en el año académico, de acuerdo a la Tabla 1 (esta es una aplicación del P1).

 

Subir a preguntas frecuentes
 

3. ¿Cómo se asignan los créditos a las diversas actividades del Plan de Estudios?

Para asignar créditos a cada actividad curricular que forma parte del Plan de Estudios, se determina(*) en primer término la carga total de trabajo del estudiante que se requiere para alcanzar los objetivos de formación de dicha asignatura (de acuerdo al P2).

La carga total de trabajo incluye clases teóricas o de cátedra, actividades prácticas, de laboratorio o taller, actividades clínicas o de terreno, prácticas profesionales o de carrera, ayudantías de cátedra, tareas solicitadas, estudio personal, las exigidas para la preparación y realización de los exámenes y evaluaciones, entre otras (aplicación del P1).

Existen varios mecanismos posibles para la asignación de créditos. No obstante, en todos los casos, la asignación se basa en una estimación del trabajo del estudiante en cada una de las actividades curriculares que componen el Plan de Estudios (consecuencia de P2) y toma como punto de partida la estructura completa de este Plan y la demanda anual de éste para los estudiantes (consecuencia del P1).

Aún cuando cada institución puede proceder de la forma que le sea más propicia, en esta Guía se ilustran dos modalidades de asignación de créditos:

a. El método impositivo o analítico, como su nombre lo indica, corresponde a la asignación de créditos de manera impositiva entre cursos constitutivos de la carrera, semestre a semestre o año a año. Un ejemplo de este método se aplica cuando una institución posee bien definido el diseño de los distintos niveles de una determinada carrera, incluyendo todas las demandas para la obtención del grado o título. Esto resulta una buena opción cuando existe una clara noción del peso relativo de cada actividad curricular dentro del conjunto general de la carrera.

b. El método compositivo o sintético corresponde al cálculo del total de las horas de trabajo dedicadas al estudio de las distintas actividades curriculares del Plan de Estudios. Este método permite asignar créditos a las distintas asignaturas por la vía del cálculo de la carga de trabajo académico real del estudiante. El objetivo es medir el tiempo que le tomará a un estudiante medio cumplir con un determinado trabajo académico. A modo de ejemplo, en este Sistema de Créditos, se estima que un estudiante medio requiere de 1670 +/- 230 horas para completar el trabajo de un año académico, lo que quiere decir que un crédito equivale a un trabajo que fluctúa entre 24 a 31 horas (aplicación del P1).

Ciertamente, dada la diversidad de la oferta de programas académicos y de las demandas anuales de estos programas, es posible que el trabajo esté distribuido de manera desigual entre los semestres (un semestre con más créditos que otro), lo que no constituye un problema serio siempre que tienda a un total de 60 créditos al año. Esto es una consecuencia del P4.

En cualquier caso se debe evitar el uso de decimales al asignar créditos (P3). El uso de decimales puede causar problemas, especialmente porque la mayoría de las instituciones no consideran necesario, ni muchas veces posible, asignar créditos con tal grado de precisión (nuevamente, consecuencia del P4).


(*) La determinación del número de horas requeridas por cada asignatura se deja en manos de las instituciones. No obstante, el Comité Ejecutivo del SCT-CHILE ha desarrollado un instrumento y una metodología que pone a disposición de las instituciones para ayudarlas en esta tarea.

Subir a preguntas frecuentes
 

4. ¿A qué tipo de actividades se les asignan créditos?

Básicamente, se le asignan créditos a todas las actividades curriculares que forman parte del Plan de Estudios, sean estas obligatorias o electivas, incluyendo la asistencia a clases, seminarios, prácticas, proyectos finales, exámenes de grado, con la condición de que el trabajo del estudiante sea objeto de una evaluación (P6).

Subir a preguntas frecuentes
 

5. ¿A qué actividades no se le asigna créditos?

A las actividades extracurriculares que no tienen evaluaciones, o a aquellas que la institución determine de acuerdo a sus políticas educativas.

Subir a preguntas frecuentes
 

6. ¿Existe una relación entre el número de créditos de una actividad y el nivel o grado de dificultad de la misma?

La unidad de crédito mide el tiempo real de dedicación del estudiante. Por lo tanto, no es el grado de dificultad en forma directa el que determina el creditaje de una actividad. Cada asignatura establece demandas específicas sobre los estudiantes, las cuales se presentan en la descripción o programa de la propia asignatura y en el contexto de una carrera en una institución determinada.

Subir a preguntas frecuentes
 

7. ¿Hay una relación entre el número de créditos y las horas lectivas?

Tal vez en los casos más simples, se pueda establecer una relación entre las horas de clase y la demanda total de trabajo del estudiante (por ejemplo, este podría ser el caso en las clases magistrales más tradicionales) y por consiguiente una relación entre las horas lectivas y los créditos asignados. Sin embargo, la naturaleza de las actividades curriculares puede hacer variar la relación entre créditos y horas lectivas. Como lo han demostrado los estudios de carga académica y como lo indica la experiencia de las instituciones, hay una gran heterogeneidad de relaciones entre las horas lectivas y el volumen de trabajo que estas horas significan para un estudiante. En los casos más extremos, como prácticas profesionales y seminarios de título, las horas totales de trabajo no lectivas son, por un lado muy pocas, y por el otro casi la totalidad del trabajo del estudiante.

Subir a preguntas frecuentes
 

8. ¿Cómo se asignan créditos a actividades académicas que forman parte de más de un programa académico (carrera)?

En principio, cada programa académico determina o establece el peso relativo de las diversas actividades curriculares a las que les asigna créditos. Para darle consistencia al concepto de crédito, se espera que si alguna actividad es compartida por más de un programa académico, como pueden ser cursos de formación general o asignaturas que sirven a varias carreras a la vez, se debe acordar un creditaje único para dicha actividad curricular (aplicación del P5). No obstante, se debe intentar que todos los programas totalicen 60 créditos anuales (para no faltar al P1).

Subir a preguntas frecuentes
 

9. ¿Qué ocurre con las actividades curriculares optativas o complementarias?

Al igual que con todos los cursos del Plan de Estudios, la asignación de créditos a las actividades curriculares electivas debe ser realizada de la misma forma que el resto de las actividades. De hecho, actividades que son electivas para un programa académico pudieran ser obligatorias en otro. En el caso particular de las actividades curriculares remediales o de nivelación, para estudiantes con carencias, se les asignará créditos siempre que formen parte del plan de estudios y estén sujetas a evaluación.

Subir a preguntas frecuentes
 

10. ¿Qué pasa si la demanda de trabajo sobre los estudiantes es menor a 1.440 horas al año o es mayor a 1.900 horas?

En estos casos, si la diferencia es pequeña, se puede ajustar la asignación de créditos (P4). En cambio, cuando la diferencia es sustantiva, se requerirá modificar los Planes de Estudio para que la carga de trabajo del estudiante esté dentro de los rangos especificados (P1). Por ejemplo, si una carrera tiene una demanda promedio menor a 1.440 horas, es posible que ésta pueda acortar su duración aumentando el volumen de trabajo de los estudiantes. Si, por otro lado, la carrera tiene una demanda promedio superior a 1.900 horas, es posible que se deba extender su duración, para que cada año esté en los rangos previstos, o bien reformular su perfil de egreso y por tanto sus planes de estudio, para ajustarse a este rango.

Subir a preguntas frecuentes
 

11. ¿Cuáles son los documentos que deben considerar las instituciones a la hora de implementar un sistema de créditos académicos para generar la movilidad estudiantil universitaria?

En el caso de la movilidad estudiantil, se requiere que las instituciones participantes establezcan convenios bilaterales que incorporen la transferencia de créditos. Estos convenios debieran establecer al menos un “contrato de estudio” entre las tres partes involucradas: el estudiante, la institución de origen y la institución que recibe al estudiante. Este contrato debe establecer las actividades curriculares del estudiante, el reconocimiento pleno de esta actividad en su institución de origen y las condiciones en que el estudiante se incorpora a la institución receptora. Todo esto se realiza con la moneda de cambio llamada Crédito SCT-CHILE.

Para generar movilidad estudiantil es necesario que las carreras tengan una descripción adecuada (ojalá de manera estándar para todas las instituciones) de sus programas de estudio, que la relación entre el estudiante y las instituciones participantes se establezca sobre bases sólidas y transparentes, y que las instituciones tengan un sistema que permita informar de los resultados (calificaciones) del estudiante.

El Proyecto de Créditos generará una propuesta instrumental para facilitar la movilidad estudiantil, la que estará disponible durante el año 2008, mediante el proyecto MECESUP 2, “Formación de Recursos Humanos en la Universidades del CRUCH para la Innovación y Armonización Curricular”.

Subir a preguntas frecuentes
 

12. ¿Cómo se ve afectado en todo esto el rol del profesor?

El profesor cumple un rol fundamental en la implementación del sistema de créditos. En primer lugar es un informante clave a la hora de asignar créditos; asimismo el profesor debe tomar conciencia de las limitaciones de tiempo que se le imponen a las unidades de aprendizaje desarrolladas. Cuando a una unidad se le asigna un número determinado de créditos, se establece la carga de trabajo requerida por el estudiante para lograr los resultados de aprendizaje determinados. El profesor también debe conocer el papel que juega su unidad en el Plan de Estudios y los elementos que aporta al perfil de egreso.

Subir a preguntas frecuentes
 

13. ¿Dónde se puede obtener más información del SCT – Chile?

Podrá solicitar más información sobre el SCT – Chile contactándose con los Expertos institucionales identificados en el apartado “Contactos” de esta página.
Además, se puede comunicar directamente con la coordinadora del Proyecto FIAC SCT/USA 1116, la Srta. Elisa Marchant ([email protected]) o con el Equipo Técnico, las Srtas. Claudia Salinas ([email protected]) y Nadia Segovia ([email protected]).

Subir a preguntas frecuentes